Lo mejor de 2018: Integrales y reediciones

10. Balas Perdidas

David Lapham

Una de las peculiaridades de Balas perdidas es el orden de lectura, con capítulos, en principio correlativos, pero que bailan cronológicamente adelante y atrás, resucitando personajes o utilizándolos como deshecho según convenga. De hecho, Lapham lleva casi un cuarto de siglo –incluyendo, claro, el paréntesis descrito- dibujando un violento mural de los Estados Unidos contemporáneos que abarca aproximadamente desde mediados de los setenta hasta las puertas del nuevo milenio. Un retrato social de larguísimo recorrido que pese a los altibajos (los escasos episodios de corte fantástico o los cercanos al onirismo son los más flojos) ha mantenido una tensión difícil sostener.

Leer toda la reseña

9. ¡A la aventura!

Alexis Nolla

Alexis Nolla rinde pleitesía, a su manera, a uno de los principales géneros de la ficción (o, si queremos, al género por antonomasia: el de aventuras). Lo hace, además, utilizando tres recetas diferentes, esto es, desde tres puntos de partida distantes. El resultado son tres cómics que, para más inri, ya habíamos leído por separado en sus correspondientes ediciones en grapa, pero que ahora recogidos en esta elegante recopilación de Apa-Apa adquieren un nuevo cariz, y no sólo por el coloreado de Sergi Puyol. Los capítulos se complementan entre sí perfectamente al constituir cada uno de ellos un sendero diferente para llegar a la X que marca el mapa. Bebiendo de fuentes aparentemente distantes, son etapas de una única empresa, o mejor, podríamos compararlos con los integrantes de un grupo de expedicionarios, de personalidades irreconciliables, pero que no dudan en salvarse la vida los unos a los otros por el bien de la misión y por esa camaradería que solo se alcanza tras superar las peores dificultades.

8. The private eye

Brian K. Vaughan, Marcos Martín y Muntsa Vicente

The Private Eye. A principios de 2013, el guionista Brian K. Vaughan (Cleveland, 1976), el dibujante Marcos Martín (Barcelona, 1972) y la colorista Muntsa Vicente (Barcelona, 1972) sorprendieron con su propuesta por editar directamente sus cómics en formato digital mediante una página web en la que el lector pagaba lo que quisiera a los autores, sin distribuidores ni editoriales de por medio. Nacía Panel Syndicate, cuyo primer título fue The Private Eye, una serie limitada de ciencia ficción y ambientación noir, con una narrativa gráfica espléndida que se adapta de maravilla al formato pantalla. Estados Unidos, 2076, después de un fallo de seguridad en la nube, los secretos de toda la población salen a la luz pública. Como resultado, desaparece internet y toda la ciudadanía adopta identidades secretas. El protagonista es un paparazzi, un investigador privado fuera de la ley que rebusca lo que ya no se puede encontrar en la web. Acción a raudales y muy buenas ideas en estos 10 números que ha recopilado con mimo Gigamesh. Larga vida a Panel Syndicate.

©2019 13millonesdenaves | Revista sobre cómics - 13millonesdenaves[at]gmail.com

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!