Lo mejor de 2018: Integrales y reediciones

4. Catarsis

Moto Hagio

En Catarsis, se recopilan varias historias cortas, publicadas entre los años setenta y noventa, de Moto Hagio, una de las almas fundadoras de lo que se conoce como shōjo (categoría del manga que hace referencia al público femenino adolescente) y del shōnen-ai. Al margen de ser una pionera -debutó con 20 años en la exigente industria del cómic japonés- la obra de Hagio destaca por su capacidad para mezclar lo grotesco con lo poético: el duro relato de dos hermanas siamesas (Mitad, 1984)  que abre esta colección sería un claro ejemplo o La Niña Iguana (1991) una historia que nos habla del rechazo de una madre hacia su hija. Todo dentro de un universo fantástico enraizado sin embargo en el costumbrismo de época. Hagio da aquí una auténtica lección de lirismo y oscuridad para poner en solfa las luces y sombras que rodean a la condición humana.

 

3. La trilogía Nikopol

Enki Bilal

Si hay algún cómic que puede mirar de tú a tú a la seminal Blade Runner sin ningún tipo de rubor es este. Editada originalmente en 3 volúmenes (La feria de los inmortales(1980), La Mujer Trampa (1986) y Frío Ecuador (1992) ) a lo largo de 12 años por Enki Bilal (que firmaba así su primera obra en solitario)  y recopilada en este fastuoso integral, la Trilogía Nikopol es una de las obras capitales de la ciencia ficción, no ya del cómic si no en general. Visualmente impecable, esta genial fábula distópica destaca (por desgracia) por su potencia visionaria: un futuro en el que la tierra, gobernada por élites fascistas, da síntomas de agotamiento en recursos naturales y se ve sumida en el caos y la amenaza extraterrestre; encarnada aquí por unos imponentes dioses Egipcios. Imprescindible.

2. El señor Jean (integral)

Dupuy y Berberian

El señor Jean es un clásico de la BD, ganador del premio al mejor álbum en Angoulême en 1999, que aguanta bien el paso del tiempo, sin perder un ápice de interés. Tambień es el reflejo de un cambio de siglo que respiraba mayor optimismo y el de la propia evolución del medio, una de las obras capitales que llenaron el hueco entre el crack de las revistas de cómic y la llegada de la novela gráfica. Una tarea por la que Dupuy y Berberian recibieron el gran premio de Angoulême en 2008.

En definitiva, el señor Jean es un conjunto de historias sencillas, de costumbrismo con tono amable, muy bien contadas y dibujadas, que merecían un integral como este. Integral cuidado: La teoría de los solteros aparece en la versión en bitono que se hizo del álbum, hasta ahora inédita en nuestro país, e incluye, al final del libro, una buena cantidad de bocetos e ilustraciones inéditas, exclusivas para esta edición, gracias a la amistad del editor con los autores. El único pero que se le puede poner es el tamaño escogido, unos centímetros menor al tamaño de los álbumes originales, que a veces resiente la lectura y reduce un pelín demasiado un dibujo pensado para ser reproducido a mayor tamaño.

©2019 13millonesdenaves | Revista sobre cómics - 13millonesdenaves[at]gmail.com

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!