Intensa

Sole Otero

[Astiberri 2019]

Un enjambre de hembras extraterrestres hartas de morir al parir y vivir sometidas a un sistema de gobierno patriarcal huyen de su planeta y abandonan a todos los machos. Perdidas en el espacio buscan una manera de reproducirse sin tener que perder la vida en ello. Una de estas extraterrestres liberadas se ocupa de vigilar un sector de la galaxia que coincide con nuestro planeta Tierra y, aburrida de estar sola con su ordenador en la nave, busca entretenimiento en el planeta, donde decide usar uno de sus humanos para pasar el rato con un poco de sexo. El problema es que se enamora de ese especimen y, junto a su ordenador implantado, hará todo lo posible para conquistar al joven, no siempre con el éxito esperado, aunque sí con mucha intensidad.

La nueva obra de Sole Otero (Buenos Aires, 1985) tras La pelusa de los días (La Cúpula, 2015) y Poncho fue (La Cúpula, 2017), vuelve a tocar el tema de las relaciones personales, el amor y el sexo. En esta ocasión lo hace desde un punto de vista más ligero y lúdico, tejiendo un cómic de humor que parte de los esquemas de las comedias románticas más hollywoodienses y le añade un toque de ciencia ficción, al ya clásico subgénero de sexo con alienígenas. Un giro que recuerda a Mi novia Extraterrestre (Richard Benjamin, 1988) con Kim Bassinger y Dan Aykroyd, actualizada a los nuevos tiempos que corren. El objetivo de Otero parece ser la parodia del amor romántico, que precisamente nos ha vendido desde hace años el cine de entretenimiento. Y utiliza sus estructuras para ridiculizarlo con esmero y poner de relieve lo caduco de muchas de sus premisas, que son las que de manera vehemente sigue la extraterrestre protagonista. Al mismo tiempo, Otero reivindica la parte más lúdica y desinhibida de vivir el sexo, sin complejos ni tabús.

Obra realizada durante una estancia en la maison des auteurs en Angoulême, en este trabajo Otero utiliza una paleta de tonos azulados y rojizos a base de aguadas, con la que sigue desarrollando su estilo. Intensa es una comedia de ciencia ficción romántica, que se lee con una sonrisa y deja un poso de reflexión ante los cambios en las relaciones sentimentales que esperemos que lleguen de manera irreversible.