«Lo que aparece en mi cabeza en primer lugar es una idea, un concepto. […] A veces esa idea viene acompañada de una imagen potente, lo que lo hace más fácil. Y de esa premisa inicial voy estirando de hilos y creando escenas, situaciones, personajes y diálogos». Así se explicaba Ana Galvañ (Murcia, 1975) en una entrevista realizada por Gema Terol para la revista Metal. Galvañ es una experta en tejer conexiones entre creadores y editoriales, vanguardia y tradición, independencia e industria. Se mueve igual de bien ilustrando para The New York Times o The New Yorker que alimentando la cuenta de Tris Tras, que pretende visibilizar y promocionar a autores emergentes.
Renunció a una carrera profesional en el mundo de la publicidad para dedicarse de lleno al cómic y la ilustración. Pasó de sus primeras influencias en el indie norteamericano y la hornada Ultrarradio al mundo de la autoedición y la vanguardia. Gracias a ello, disfrutamos de su trabajo entre 2017 y 2019 como comisaria de La Ciudad en Viñetas en CentroCentro Cibeles, la coordinación de la antología Teen Wolf (Fosfatina, 2016), creada y alojada por Tik Tok, proyecto antecedente de Tris Tras o sus carteles para el Graf, TruenoRayo Fest o el Cómic BCN, en el que rinde homenaje a algunos de sus personajes fetiche.
Antes de dejaros con sus respuestas, recomendaros una vez más su último cómic, Pulse enter para continuar (Apa Apa Cómics, 2018), una compilación de cinco historias que transitan entre la ciencia ficción y el género fantástico, que Fantagraphics publicará en septiembre.
Sin más preámbulos, Ana Galvañ.
¿Cuál es el último cómic que has leído?
The Lie, de Tommi Parrish.
¿Qué autor/a de cómic no tiene el reconocimiento que se merece?
Roberto Massó.
¿Con qué cómic reconocido unánimemente eres incapaz de conectar?
He leído Sabrina de Nick Drnaso y me ha costado conectar con los personajes. Sin embargo, me ha gustado en muchos aspectos y me parece un un buen cómic.
Tienes la posibilidad de enviarte un cómic, el que sea, a ti misma cuando tenías 14 años. ¿Cuál es ese cómic?
Lo que más me gusta son los monstruos.
¿Qué cambiarías de la industria del cómic en nuestro país?
No entiendo bien por qué las distribuidoras se llevan tanto margen ahogando de esta forma a todos los demás en el proceso. Revisaría este tema.
¿Cuál ha sido el momento en el que has estado más cerca de dejar la historieta?
Han sido varios, por temas económicos. Hace cuatro años estuve haciendo entrevistas para volver a trabajar en publicidad.
¿Cuál ha sido el mejor consejo que te han dado sobre esto de hacer tebeos?
Produce, produce, y después lo vas arreglando. Si no, no lo acabas.

La transformación de Fantomah de Fletcher Hanks.

¿Cuál ha sido la peor decisión que has tomado en tu carrera?
Sacar la segunda edición de la recopilación de mis primeras historias.
¿Qué opina tu familia de tu trabajo?
Ahora entienden que es un trabajo de verdad. Están muy orgullosas.
Tienes la posibilidad de revivir un personaje extinto de la tradición historietística. ¿Cuál sería? 
Fantomah.