Nuevo logo, nuevo cartel, nuevo Saló

14/02/2019

Los aires de cambio en el Saló del Cómic de Barcelona parece que se consolidan. Cambio de nombre  -a partir de esta edición pasa a llamarse Cómic Barcelona-, cambio de logo y cartel largamente anhelado, hecho por una autora, Ana Galvañ, alma mater de tik tok comics, de lo mejor que le ha pasado a la historieta española en los últimos 20 años, ahora reencarnada en tris tras, y buena representante de la renovación necesaria en el mundo de la historieta.

En rueda de prensa en el centre d’Arts Santa Mònica, la directora del Saló, Meritxell Puig, acompañada de Galvañ, el comisario de exposiciones y teórico, Antoni Guiral, y Patrici Tixis, presidente de FICOMIC y del Gremio de Editores de Catalunya, insistió en el nuevo rumbo del festival que busca renovarse e integrar a todas aquellas corrientes de la historieta que se hayan sentido excluidas en los últimos años.

De momento sabemos que el Saló elimina el jueves y comprime su oferta entre el viernes 5 y el domingo 7 de abril. Crea el nuevo espacio Alter Comic Barcelona, en el que se quiere acoger a editoriales pequeñas, independientes, alternativas o de reciente creación para que puedan tener su propio stand. Apa-Apa Cómics, editorial que ha publicado el último cómic de Galvañ, anunció ayer mismo que tendría stand propio por primera vez en Cómic Barcelona.

Sigue la apuesta por potenciar las conferencias, tertulias y encuentros con autores en espacios alejados de los espacios concurridos. Las exposiciones también tendrán un lugar destacado en Cómic Barcelona. Este año habrá una dedicada a la obra de Laura Pérez Vernetti, ganadora del Gran Premio del Saló del pasado año; otra dedicada a Pinturas de guerra, de Ángel de la Calle, premio a la mejor obra en 2018 y una tercera para la autora revelación, Ana Penyas.

Habrá exposición dedicada a Stan Lee, comisariada por Guiral, que repasará diferentes aspectos de su obra. Otro plato fuerte, será la exposición Vibraciones Underground: Interferencias entre cómic y rock and roll, comisariada por Javier Panera, que repasará la relación entre la música y los autores de comix underground y alternativo, como Robert Crumb, Gilbert Shelton, Nazario, Ceesepe, Max, Peter Bagge, Daniel Clowes o Charles Burns.

El Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC), a pocos minutos a pie del recinto ferial del Saló, acogerá otro par de exposiciones. Una se centrará en el Corto Maltés de Juan Díaz Canales y Rubén Pellejero y se podrá visitar entre el 5 y el 21 de abril. La segunda celebrará los 40 años del nacimiento de El Víbora, se podrá visitar a partir del mes de junio. Esperemos que esté repleta de incunables y actos alrededor de la misma.

Otra novedad es una nueva categoría en los galardones del Saló: el premio al mejor cómic infantil y juvenil de autor/a español/a publicado en España, con una dotación económica de 2.000€.

De momento, suspiraremos unos meses con ese cartelazo de Galvañ en el que aparece Fantomah de Fletcher Hanks, la Enid Coleslaw de Ghost World, las geometrías de José Jajaja y Yuichi Yokoyama, no falta el guiño a Teen Wolf de Fosfatina y Tik Tok, ni tampoco el merecido homenaje a Island, la muy añorada antología de Emma Ríos y Brandon Graham. Casi nada.